martes, 28 de abril de 2015

ADIÓS























ADIÓS


Su adiós en mi garganta
es brusco marchitar de piel silente
cayendo en la vertiente,
con una laxitud que se agiganta.

Murió la fértil planta
entre el humo del fuego evanescente,
unido al continente
que llora desencantos cuando canta.

Me persigue la roca,
sin tener vocación de pedernal
ni de yermo paisaje.

Cuando el sueño me toca,
se deshacen mis cuerdas de su mal
y soy del oleaje.



PERCEPCIÓN
















Percibo a lontananza sones puros
de pérgolas prendidas con diamantes,
en una recolecta de quilates
salvados por la luz que nos sedujo.

Fueron días preciosos al desnudo,
con adorno sutil en el engarce
de besos y caricias sin desgaste:
una magia prendida con arrullos.

No sufras dulce amor, si algún enredo
te impide tan ansiados resplandores
y rozas cataratas de vacío.

Camina hasta encontrarte en mi desvelo
y hallarás al fundir dos corazones,
las joyas de un eterno paraíso.




miércoles, 15 de abril de 2015

SOLA













Muchacha en la ventana- Salvador Dalí.







Voy sola, como el mar va hacia la arena,
seguida por mi escolta de naufragios,
cubierta de agonías y presagios
voy sola y me contemplo sombra ajena.

Camino hacia adelante ¿es mi condena?
mis pies desnudos son vulgares plagios,
dos torpes ligaduras, dos sufragios
de aquellos que volaban en cadena.

Aprendo a ser el blanco de la nieve,
un grito que en silencio se consume
al borde de mi piel sin esperanza.

Despacio me acomodo en el relieve
vacío de sabor y de perfume:
terrible soledad es la añoranza.