miércoles, 25 de mayo de 2016

CUENTECILLO ( Romance )















A Elisita.




Eres princesa de un cuento
que antes de ayer te contara,
un cuento de árboles dulces,
de mariposas rosadas,
de gnomos y de pequeñas
flores silvestres del alba.

¿Recuerdas que en ese cuento
la luz del sol te llevaba
hacia el lugar de los sueños,
sueños de nardo y albahaca,
y por la noche la luna
en su luz tan suave y blanca
te traía dos estrellas
para encender la esperanza?

Era un sueño transparente,
como nacimiento de agua,
donde bebías la vida
que en ti se queda y te abraza.

Te negabas a salir
del cuento que te contara
y pedías tiernamente,
con chispas en la mirada,
que ese lugar fuera eterno
y no perdiera su magia.

Y ahí quedamos las dos:
tú, con tu risa de nácar,
yo, entregándote ilusiones
que renacen en tu infancia.




domingo, 8 de mayo de 2016

CELOSAMENTE























Celosamente, guarda la alegría
en su cofre de nácar y madera,
unos pasos de ayer que aún la esperan,
ecos tibios de suaves golondrinas.

Guarda, secretamente, una caricia
que le hiciera llegar a las estrellas,
un te quiero sujeto a su cadencia,
el rayito de sol que la cautiva.

Y también por guardar guarda silencios
a la espera de notas entonadas
en el hueco del frío claroscuro,

y un paraguas antiguo por si el viento
la lleva hasta sus vértebras del alma
y empiezan a llover espacios nulos.